¿Sabrías diferenciar entre el sarro y la placa bacteriana?

En Clínica Dental Peláez y Blanco hemos comprobado como la mayoría de nuestros pacientes cuando nos visitan, no tienen muy claro si el sarro y la placa bacteriana son realidades distintas o vienen a ser lo mismo.

Aunque si que es cierto que son problemas que están relacionados entre sí, hoy vamos a contaros cuál es la principal diferencia entre ambos.

La placa bacteriana

Podemos hablar de la placa como una especie de resto pegajoso e incoloro que se adhiere constantemente sobre nuestros dientes. Se forma por las bacterias, el azúcar de ciertos alimentos y la saliva, que combinados con otros minerales dan lugar a la creación  de esta capa que ataca a nuestro esmalte.

Todos tenemos placa porque las bacterias se forman constantemente en nuestra boca. Cuando comemos o mientras dormimos, se está generando placa bacteriana, por ello es muy importante cepillar los dientes y pasar el hilo dental después de cada comida para evitar su formación. Únicamente con una buena higiene bucal podemos garantizar que no se acumule una gran cantidad de placa, ya que esta comienza a formarse entre las cuatro y doce horas siguientes a cada cepillado.

Sarro

Si no conseguimos eliminar la placa bacteriana a través del cepillado, se endurece y da lugar a lo que conocemos por sarro.

Cuando se ha originado el sarro en nuestra boca, este resulta prácticamente imposible de eliminar por medio de un cepillado normal. Su eliminación definitiva deberá realizarla un dentista o un higienista a través  de una limpieza bucal.

El principal problema que existe con la transformación de la placa en sarro, es la acumulación durante ese tiempo de bacterias en nuestra boca. No solo es un problema estético, si no que nos encontramos  ante un grave problema para la salud de nuestra boca que acabará afectan tanto a dientes como a encías:

Estos son  los principales problemas que podemos padecer

  • La acumulación de bacterias causa daño al esmalte dental
  • Favorece el desarrollo de caries
  • La aparición de enfermedades periodontales
  • Sangrado de encías
  • Retracción de encías
  • Sensibilidad

Consejos para una buena higiene o prevenir el sarro:

  • Cepillado después de cada comida
  • Acudir al dentista cada 6 meses
  • Usar hilo dental, enjuagues sin alcohol e Irrigador dental,

En conclusión, tenemos que estar al día  con nuestra higiene bucal, de esa manera tendremos controlada la placa bacteriana. Aunque también con el tiempo, es normal que el sarro acabe instalándose en nuestros dientes. Es por ello que debemos realizar visitas periódicas al dentista por lo menos una vez al año. De esta manera conseguiremos que nuestra salud bucodental esté siempre al día.

Además no olvides que  si vienes  a nuestra clínica dental en Badajoz ¡Primera consulta y diagnóstico gratuito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Peláez y Blanco ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, y gracias a que ha INCORPORADO LAS TICS A SU ORGANIZACIÓN para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. 29/11/2020. Para ello ha contado con el apoyo del TICCÁMARAS de la Cámara de Comercio de Badajoz». Una manera de hacer Europa.
Ir arriba